Los sensores de aceleración de Kistler miden el confort del pasajero y la resistencia en servicio continuo, y le asisten en el mantenimiento preventivo