Sensores de fuerza de galgas extensométricas

¿Cómo funciona un sensor de fuerza de galgas extensométricas?

Un sensor de fuerza basado en tecnología de galgas extensométricas funciona de la manera siguiente:

El sensor de fuerza basado en la tecnología de galgas extensométricas utiliza las denominadas galgas extensométricas para medir las fuerzas de tracción y compresión estáticas y cuasiestáticas aplicadas. La tecnología piezoeléctrica es más adecuada para medir fuerzas dinámicas.

La resistencia eléctrica de las galgas extensométricas cambia incluso con la menor deformación en la dirección longitudinal. Esto se puede determinar con gran precisión y estabilidad a largo plazo con un circuito de puente Wheatstone. Los sensores de fuerza de galgas extensométricas constan de un cuerpo de resorte o medición de metal equipado con cuatro galgas extensométricas pegadas, dos galgas extensométricas paralelas al vector de fuerza para medir el cambio de longitud y dos galgas extensométricas orientadas lateralmente a la fuerza aplicada para detectar el engrosamiento o estrechamiento simultáneo del cuerpo de medición. Cuando se aplica una fuerza, dos galgas extensométricas se expanden mientras que otras dos, fijadas en una compensación de 90°, se comprimen.
Las señales de salida eléctrica se miden al amplificar los cambios proporcionalmente a la fuerza aplicada y luego se convierten en un valor de medición de fuerza preciso.

Los sensores de fuerza basados​en la tecnología de galgas extensométricas proporcionan datos de medición muy precisos y registran incluso las fuerzas más pequeñas sin deriva. Por lo tanto, son especialmente adecuados para medir fuerzas estáticas y cuasiestáticas, por lo que se compensan las condiciones ambientales no deseadas, como las fluctuaciones de temperatura. La estructura de galgas extensométricas se puede instalar de varias maneras, en función de los requisitos de la aplicación y el rango de fuerza. 
Cuanto mayor sea la fuerza nominal, mayor debe ser el sensor de fuerza. Esto se deduce de la configuración mecánica: para la medición de fuerzas pequeñas, se utilizan cuerpos de resorte más blandos y pequeños que para la medición de fuerzas más grandes. 

¿Dónde se aplican los sensores de fuerza de galgas extensométricas?

Los campos de uso típicos para este tipo de sensor incluyen, entre otros:

Contacto
(max 25 Mb)