Extensómetro

¿Qué son las galgas extensométricas?

Las galgas extensométricas, son elementos de medición eléctrico-metálicos que detectan con precisión pequeñas variaciones de fuerzas, cargas, pares de torsión, etc., especialmente en el área estática. El funcionamiento de las galgas extensométricas (en inglés "strain gauge") se basa en el efecto físico con el que la resistencia eléctrica de un hilo cambia a medida que se estira o comprime en proporción a su alargamiento. Las galgas se pueden utilizar para implementar sensores de presióntransductores de fuerza y de par de torsión, sensores de carga (para básculas) y otros equipos de medición. Frecuentemente, las galgas se pegan a un cuerpo de medición fabricado con material de alta resistencia.

¿Cómo se utilizan las galgas extensométricas?

El año de nacimiento de la extensometría fue 1938, cuando Edward E. Simmons y Arthur C. Ruge completaron independientemente los pasos decisivos para desarrollarlo. Hoy en día habitualmente se utiliza, en lugar de un cable, una lámina metálica muy delgada (≈ 0,005 mm) a modo de rejilla de medición, que se recubre con un aislante. De esta forma, las galgas obtienen con dimensiones muy reducidas (p. ej., rejillas de medición de 1 × 1 mm) mediciones prácticamente puntiformes.

¿Qué ventajas ofrece la extensometría?

  • Medición en rango de tensión y compresión sin precarga
  • Adecuados para mediciones estáticas de larga duración
  • Evaluación sencilla de los datos gracias a la adquisición de valores de medición absolutos
  • Compensación de las fluctuaciones de temperatura a través del puente de Wheatstone

Kistler utiliza el principio extensometría de los extensómetros sobre todo para la medición del par de torsión en ejes giratorios y en algunos sensores de fuerza. Descubra la diferencia entre el sensor piezo y el extensómetrico.

Contacto
(max 25 Mb)