Cadena de transmisión

¿Qué es una cadena de transmisión?

Por cadena de transmisión se entiende un componente del vehículo que sirve para generar y distribuir potencia con el fin de transformar la energía de propulsión en movimiento. Dependiendo del diseño (convencional, híbrido o eléctrico), la cadena de transmisión está formada por diferentes componentes, especialmente la unidad de propulsión (motor de combustión, motor eléctrico o combinación). Debido a la exigencia de reducir el CO2, aumentar la eficiencia y reducir las emisiones contaminantes en general, la cadena de transmisión cada vez es más eléctrica.

¿Cuál es la estructura de una cadena de transmisión?

Entre los componentes habituales de una cadena de transmisión convencional (para un motor de combustión) figuran los siguientes:

  • Motor con volante
  • Embrague
  • Caja de cambios
  • Diferencial
  • Ejes motores
  • Ruedas, cadenas o similares.

En caso de una cadena de transmisión completamente eléctrica, sobran algunos componentes (motor y volante) o son menos complejos (caja de cambios, etc.); sin embargo, también se añaden otros nuevos como la batería. La cadena de transmisión híbrida es la más compleja, ya que deben añadirse los componentes de interfaz a los componentes básicos y la interacción entre el motor convencional y el eléctrico precisa de algoritmos especiales de control.

¿Qué papel desempeñan las tecnologías de medición en el diseño de la cadena de transmisión?

Para poder analizar, diseñar y optimizar la interacción entre los diferentes componentes se emplean tecnologías especiales de medición. Estas proporcionan los datos de par de torsión y flujo de potencia del sistema y permiten así desarrollar las correspondientes estrategias de control para todo el sistema (por ejemplo, para optimizar la eficiencia de la interacción entre el motor de combustión y el motor eléctrico o maximizar la energía de frenado recuperada).

Contacto
(max 25 Mb)