Rendimiento de sistemas hidráulicos en aeronaves

The performance of hydraulic aircraft systems can be thoroughly tested with piezoresistive pressure sensors from Kistler.

Los sistemas hidráulicos realizan múltiples funciones en los aviones modernos. Estos incluyen maniobrar y accionar el tren de aterrizaje, los frenos y los alerones, y operar los controles de vuelo primarios y secundarios, los inversores de empuje y los spoilers. Los sistemas hidráulicos, a menudo, tienen un impacto directo en la seguridad del vuelo: el tren de aterrizaje, por ejemplo, debe absorber las cargas de aterrizaje para garantizar un funcionamiento estable. Debido a que tantas funciones de la aeronave dependen críticamente de dispositivos hidráulicos como bombas, accionadores, superficies de control y válvulas, este equipo debe someterse a pruebas intensivas en tierra y en vuelo.

Los sensores de presión piezorresistivos de Kistler son muy adecuados para evaluar la presión, tanto estática como dinámica. Las duras condiciones en los entornos de prueba incluyen temperaturas extremas, así como altos niveles de vibración y choque, por lo que estos sensores incorporan muchas características de diseño que les permiten superar fácilmente estos desafíos. El elemento micromecanizado del sensor de silicio está completamente aislado de los medios de presión mediante un diafragma de acero inoxidable soldado y un conjunto de sellado de alta integridad. El elemento sensor combina alta estabilidad con excelente repetibilidad. Los transductores piezorresistivos de Kistler están diseñados para una capacidad de supervivencia de hasta 50 millones de ciclos de escala completa a 2 Hz; Se encuentran disponibles capacidades de rango de presión máxima de hasta 350 bar (5000 psi) o diferencial de hasta 10 bar (150 psi), junto con rangos de presión barométrica.

Rangos de presión

Los sensores para verificar el rendimiento del sistema hidráulico deben ser capaces de medir tanto la presión estática como las presiones dinámicas de hasta 2Khz. Las capacidades máximas de rando de presión requeridas son de hasta 350 bar (5.000 psi) o hasta 10 bar diferenciales (150 psi), y también debe haber rangos de presión barométrica. Estos entornos también pueden requerir altas presiones de prueba/explosión de hasta 3 o 4 veces la presión a escala real. Los productos de la cartera de Kistler pueden cumplir todos estos exigentes requisitos.

Rendimiento operativo robusto

Las prueba de vuelo de aeronaves tienen lugar en un entorno en que a menudo se exige un rendimiento operativo robusto, por lo que los sensores deben calibrarse a niveles específicos, incluidos los choques según MIL-STD-202G, método 213B-1, condiciones E. C; y las vibraciones a picos de 50 g, 10 Hz a 2 kHz. Los transductores piezoresistentes de Kistler están diseñados para soportar hasta 50 millones de ciclos a escala completa de 2 Hz.

Estabilidad/Precisión

Los sensores utilizados para las pruebas de calificación de vuelo de importancia crítica deben cumplir requisitos de estabilidad y precisión muy elevados. Los transmisores piezoresistentes de Kistler están compensados por la temperatura en un rango de -40 a 120ºC (-40 ... 250ºF). Pueden alcanzar una precisión del 0.1% (escala completa) con una estabilidad anual del 0,1% (escala completa).
In-house calibration on Kistler's unique 3-component reference force press.
In-house calibration on Kistler's unique 3-component reference force press.