Supervisión del proceso de las operaciones de unión: 100% de calidad gracias a la precisión y la fiabilidad

Sensores y control de procesos en la producción

Supervisión del proceso de las operaciones de ensamblaje: 100% de calidad gracias a la precisión y la fiabilidad

La supervisión y el control del proceso de las operaciones de ensamblaje constituyen la base esencial para el éxito de todas las operaciones de producción industrial, en sectores tan variados como la industria de la automoción y los bienes de consumo, la tecnología médica, el envasado y la electrónica. Una supervisión fiable que permita la detección temprana y el filtrado de las piezas defectuosas para evitar otros pasos innecesarios del proceso, garantiza una calidad del 100% de los productos finales.

Montaje y pruebas

Los sensores piezoeléctricos y los sistemas de supervisión de procesos de Kistler facilitan la supervisión y el control de la calidad de los procesos de montaje dinámicos simples o complejos. Tanto para el montaje manual como para el automatizado. Las piezas defectuosas se identifican inmediatamente y se filtran directamente durante el proceso de montaje para asegurar la calidad. La trazabilidad de los datos de medición está siempre garantizada. Existe una gran variedad de sensores que miden la fuerza, la presión o el par de torsión para supervisar cualquier paso del proceso durante la producción.

Calidad segurada durante el montaje: ventajas de los sistemas de control de procesos de Kistler:

  • Adecuado para procesos dinámicos
  • Hasta 20 mediciones por segundo
  • Un gran número de programas de medición configurables individualmente
  • Excelente flexibilidad
  • Fácil de integrar en líneas de producción existentes o nuevas
  • Documentación trazable de los procesos de producción relevantes para la calidad

Procesos de ensamblaje semiautomáticos o totalmente automáticos

Nuestros sistemas de supervisión para procesos de ajuste a presión se utilizan en combinación con cilindros de prensa hidráulicos, hidroneumáticos, neumáticos o eléctricos. Con estos sistemas, el control de calidad basado en la medición de la fuerza y el desplazamiento puede integrarse en el proceso de ajuste a presión. Las aplicaciones típicas son el montaje a presión de rodamientos de bolas y el montaje a presión de engranajes en ejes de transmisión. Además, el proceso puede visualizarse y controlarse con la ayuda de sistemas de control profesionales. Además del montaje directo de la tecnología de sensores en el cilindro de prensado, existen opciones de montaje indirecto en el bastidor en C o en el portaherramientas.

Calidad garantizada en los procesos de prensado: ventajas de los sistemas de supervisión de Kistler:

  • Adecuado para procesos dinámicos
  • Hasta 20 mediciones por segundo
  • Medición directa en el proceso
  • Adaptación flexible
  • Trazabilidad de los datos de medición
  • Control del 100% del proceso de prensado
  • Sensores con protección contra sobrecargas

Prensas manuales

Una tecnología de medición precisa y fiable es la clave para la garantía integral de la calidad en los procesos de ensamblaje, montaje y comprobación con prensas manuales. Ofrecemos soluciones reequipables para supervisar los procesos en la prensa manual con el sensor de fuerza integrado en el portaherramientas de la prensa manual. También se pueden realizar tareas de control relacionadas con la prensa manual. Este enfoque hace que el proceso en la prensa manual sea independiente del operador correspondiente.

Garantía de calidad de las prensas manuales: ventajas de los sistemas de control de Kistler:

  • Cadenas de pasos (secuencias) programables
  • Amplio rango de medición
  • Reequipamiento flexible
  • Control del 100% del proceso de prensado
  • Sensores con protección de sobrecarga

Ramachado

El proceso de remachado se utiliza para producir una conexión positiva entre dos capas de chapa, y no requiere metales de relleno. El control integrado de la fuerza-desplazamiento o de la fuerza-tiempo garantiza un control de calidad completo del proceso de remachado. Como característica de calidad adicional, también se puede determinar el grosor residual de la base del punto de remachado. Al igual que para el resto de datos del proceso, también aquí se dispone de una visualización y evaluación altamente informativa de este parámetro.

Garantía de calidad de los procesos de remachado: ventajas de los sistemas de supervisión de Kistler:

  • La tecnología de los sensores piezoeléctricos puede desplegarse de forma flexible
  • Evaluación integrada en el proceso
  • Sensores con protección contra sobrecargas
  • Montaje posterior confortable
  • Documentación trazable de los procesos de producción relevantes para la calidad