El control de seguridad de los neumáticos detecta sus propiedades para mejorar la seguridad vial

El mal estado de los neumáticos afecta a la seguridad vial

Después de los frenos, los neumáticos son el dispositivo de seguridad más importante de un vehículo. Una presión incorrecta de los neumáticos supone graves riesgos para los conductores. Además, el inflado insuficiente reduce la vida útil de los neumáticos, lo que cuesta dinero a los conductores y a los transportistas. Kistler ha desarrollado una solución sencilla que permite a las autoridades controlar el estado de los neumáticos en las carreteras: Automated Tire Screening (ATS), que equivale al control de seguridad de los neumáticos, en español. Consiste en unos sensores de cuarzo Lineas, que miden con extrema precisión las cargas de las ruedas y los ejes y determinan el peso bruto del vehículo en condiciones de tráfico rodado. Los sensores se instalan en el pavimento de la carretera y proporcionan señales de medición muy precisas. Éstas son acondicionadas y procesadas por el registrador de datos Kistler de alta precisión.

Ventajas de la solución de control de seguridad de neumáticos de Kistler:

  • Combina WIM (pesaje en movimiento) y el control de neumáticos en una solución rentable.
  • Ya está integrado en muchos sistemas de derivación, control y clasificación existentes.
  • Los datos son de fácil acceso y se comparten (por código abierto).
  • Actualización sencilla para los WIM de cuarzo de Lineas existentes, que se utilizan ampliamente en todo el mundo.
  • El control de neumáticos de Kistler diferencia entre neumáticos simples, súper simples y dobles, además de detectar neumáticos insuficientemente inflados, desinflados, mal emparejados o faltantes.
  • Los inspectores de carretera pueden comprobar automáticamente los neumáticos de todos los vehículos que pasan sin exponerse al tráfico.
  • Proporciona datos de posicionamiento de los vehículos, incluido el recorrido de las ruedas.
11 states in the US have installed 1 or more sites, with many more planned to be installed in the upcoming future.

11 estados de EE.UU. han instalado uno o más emplazamientos, y está previsto que se instalen muchos más en un futuro próximo.

Encuentre los productos adecuados