El control de vehículos comerciales con el sistema de peso en movimiento de Kistler demuestra su eficacia en Luxemburgo


Luxemburgo integra el control de vehículos comerciales para cumplir los requisitos de la UE. Para ello, la autoridad nacional del tráfico por carretera opta por el sistema de peso en movimiento de Kistler: el sistema completo KiTraffic Plus pesa camiones y furgonetas de reparto sin interrumpir el tráfico en la autopista para un control eficiente del peso.

El mantenimiento y la conservación de carreteras y puentes representan actualmente un gran reto para numerosos países de todo el mundo. No solo las infraestructuras están envejeciendo en muchos lugares, sino que el volumen de tráfico no deja de aumentar. Los vehículos sobrecargados incrementan el riesgo de accidentes y provocan un mayor desgaste de la red de carreteras. En 2015, la Unión Europea abordó estos problemas mediante su nueva Directiva 2015/719, que estandariza el peso máximo permitido para cada tipo de vehículo comercial. Además, dicha directiva también obliga a los Estados miembros integrar un sistema de control de los vehículos comerciales e informar de los resultados a Bruselas.

La responsabilidad de la construcción, el mantenimiento y la conservación de las carreteras nacionales en el Gran Ducado de Luxemburgo recae en la Administración Nacional de Carreteras (Administration des ponts et chaussées), , una autoridad supervisada por el Ministerio de Movilidad y Obras Públicas. La Administración, que cuenta con unos 1200 empleados, se ocupa de la limpieza durante el invierno, el mantenimiento de las carreteras (incluidos los túneles, el alumbrado y la señalización), el mantenimiento de los datos cartográficos y mucho más. Su cometido también incluye proporcionar infraestructura para que la policía y las autoridades aduaneras integren controles de velocidad y peso. La nueva directiva de la UE impuso a Luxemburgo la tarea de crear al menos una estación de control para vehículos comerciales. 

La persona responsable de dicho proyecto en la Administración Nacional de Carreteras entabló los primeros contactos con Kistler en 2018 durante Intertraffic, la feria mundial sobre tecnología de tráfico de Ámsterdam. Un estudio de mercado realizado por la Administración pronto dejó claro que el sistema de peso en movimiento (WIM, por su denominación en inglés) de Kistler sería la solución elegida. La medición automática del peso durante la marcha, en combinación con la detección y el registro ópticos de los vehículos, garantiza una preselección eficiente de los camiones y furgonetas, que se pesan de nuevo estáticamente y se comprueban para detectar cualquier otra infracción (neumáticos, dimensiones, validez de la documentación, etc.).

Lineas sensors installed on the A6 in Luxembourg for Weigh In Motion and more, with KiTraffic Plus by Kistler.
Sensores Lineas instalados en la autopista A6 en Luxemburgo para el sistema de peso en movimiento y más, con KiTraffic Plus de Kistler: se ha podido utilizar el pórtico de señalización existente para los sistemas de cámaras.


Precisión certificada a altas velocidades

La Administración se decantó por Kistler y su solución completa KiTraffic Plus por diferentes razones. En primer lugar, este sistema ofrece una ventaja clave: cuenta con certificación (según la norma OIML-R134) para medir con fiabilidad vehículos comerciales que circulan a altas velocidades (camiones: 90 km/h, furgonetas: 130 km/h). El sistema luxemburgués alcanza una precisión del cinco por ciento del peso total del vehículo con la ayuda de dos filas de sensores Lineas WIM de Kistler y bucles de inducción instalados en la superficie de la carretera en cada uno de los dos carriles de circulación.

Kistler también pudo obtener puntos gracias a sus años de experiencia en proyectos de peso en movimiento en todo el mundo: estos sensores compactos pueden instalarse en la carretera sin grandes esfuerzos y, una vez calibrados, miden con fiabilidad durante muchos años. La nueva instalación WIM se encuentra a unos dos kilómetros después de la frontera, en la autopista A6 que procede de Bélgica. Previamente, se renovaron varios cientos de metros de la superficie de la carretera para evitar tener que sustituir los sensores al cabo de unos años debido al mantenimiento programado.

Por último, pero no menos importante, KiTraffic Plus de Kistler cuenta con un sistema modular flexible: una cadena de medición completa desde el sensor hasta el software que puede adaptarse a las necesidades individuales del cliente añadiendo una serie de componentes, como escáneres dimensionales, reconocimiento de matrículas (ANPR) y detección de neumáticos. Otra ventaja: los datos estadísticos obtenidos por el sistema WIM pueden utilizarse para optimizar el momento de control de los vehículos comerciales y para calcular la vida útil restante de carreteras y puentes.

En combinación con los sensores WIM, la solución luxemburguesa utiliza cámaras de visión general: las imágenes registradas facilitan la identificación de los vehículos destinados a la preselección a los agentes encargados de la inspección. Estas funciones, combinadas con un sistema de peso de alta precisión en movimiento, dan como resultado un control totalmente eficiente: los agentes de policía pueden detectar el exceso de peso y otras infracciones directamente en sus tabletas, por lo que pueden iniciar una búsqueda y, por tanto, cosechar altos índices de éxito en el punto de control.

Una solución completa y eficiente: del sensor al software

El equipo electrónico necesario para el sistema de peso de movimiento, incluido el registrador de datos WIM, puede entregarse precableado y preconfigurado por encargo. Posteriormente, el equipo se aloja en un armario de distribución situado cerca de la instalación del sensor. Las tabletas policiales conectadas al sistema WIM ejecutan el software Checkpoint de Kistler, que muestra toda la información sobre el vehículo detectado. El punto de control también dispone de un PC fijo equipado con Checkpoint de Kistler al que se puede acceder en caso necesario. Sin embargo, este sistema apenas se ha utilizado porque las tabletas brindan más flexibilidad a los agentes a la hora de elegir la ubicación del equipo móvil y porque estas funcionan de forma fiable.

La solución de peso en movimiento de Kistler funciona desde el verano de 2022 y, hasta el momento, ha demostrado ser muy fiable en la práctica: además de permitir una preselección eficiente, la detección automática del peso de los vehículos sobrecargados a gran velocidad facilita todo el proceso. Una mayor red de control de vehículos comerciales contribuye a la seguridad vial, reduce la presión sobre la infraestructura y favorece el cumplimiento de la normativa para garantizar una competencia leal en Europa.

¿Necesita una consulta?

Nuestros expertos están a un solo clic.